Site preloader
Premium Tobacco
Premium Tobacco
email
contacto@premiumtobacco.de
Lunes - Viernes 9.00 - 17.00
Sábado - Domingo cerrado
WhatsApp
+49 16 094 827 765

Secado de tabaco

  • by: Marita Mróz
  • 10 diciembre 2018
Secado-de-tabaco

Secado de tabaco

El secado es el siguiente proceso al que se someten las hojas de tabaco después de la cosecha. Su correcto desarrollo es necesario para obtener la calidad adecuada del material para su posterior procesamiento. Consiste en eliminar el agua de las hojas de la forma más natural posible, manteniendo los parámetros adecuados de humedad y temperatura del aire utilizados en el proceso de secado. Esto garantiza hojas de tabaco de alta calidad con el color adecuado, nicotina, azúcares y sustancias aromáticas.
El método de secado de las hojas de tabaco recogidas influye significativamente en el sabor, el aroma y las propiedades físico-químicas del tabaco obtenido. El secado de las hojas de tabaco cultivadas en países con un clima propicio para el secado natural será diferente. En climas templados, será más apropiado disponer de cámaras de secado especiales donde se pueda controlar tanto la temperatura como la humedad. Un correcto proceso de secado permite obtener un material con propiedades uniformes, así como libre de moho.

Distinguimos los siguientes métodos de secado de las hojas de tabaco recogidas:

AIR CURED– El secado al aire libre es un proceso de secado natural que consiste en colgar las hojas de tabaco recogidas bajo refugios cubiertos, protegiéndolas de la lluvia y de la luz solar directa. Es un método que no requiere mucho esfuerzo, pero que requiere una supervisión constante del material, ya que puede secarse fácilmente o desarrollar moho en caso de una humedad del aire demasiado alta. Al mismo tiempo, debido a la tasa de secado natural, el material obtenido de esta manera es muy valioso en términos de sabor y aroma.
SUN CURED– Las hojas de tabaco colgadas de las cuerdas se secan directamente al sol. Este método de secado natural permite conservar el color amarillo-marrón del tabaco y el alto contenido de azúcar del material resultante.
FLUE CURED – Secado por fuego de tuberías. Los locales donde se cuelgan las hojas se alimentan con aire caliente procedente de hornos situados en el exterior del secadero por medio de tuberías. La penetración uniforme de toda la habitación a través del aire caliente acorta el proceso de secado. Por otro lado, el control de la temperatura y el aumento gradual de la temperatura expone los azúcares que se producen naturalmente en la hoja, sin reducir el contenido de nicotina en ellos.
FIRE CURED– Secado al fuego y a la llama con humo. Consiste en secar las hojas de tabaco en habitaciones ventiladas con aire caliente y humo de la combustión de la leña (preferiblemente leña de fruta y sus hojas). Este proceso permite que las hojas huelan, lo que además influye no sólo en su sabor y aroma, sino también en su durabilidad y salud.